El tabaco y sus efectos sobre la salud bucodental

El tabaco es una de las principales causas de muerte, enfermedad y empobrecimiento: El tabaquismo mata a alrededor de 6 millones de personas al año.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 5 millones de esas muertes son el resultado del uso directo del tabaco mientras que más de 600.000 son el resultado de que los no fumadores estén expuestos al humo de segunda mano.

Casi el 80% de los más de 1.000 millones de fumadores en todo el mundo viven en países de bajos y medianos ingresos, donde la carga de enfermedad y muerte relacionadas con el tabaco es más pesada.

Sin embargo, el tabaco es también una de las mayores amenazas para la salud pública en el mundo desarrollado.

Más de 400.000 personas mueren prematuramente cada año en los Estados Unidos por fumar cigarrillos; esto representa casi una de cada cinco muertes en los Estados Unidos.

Entre el 40 y el 50% de los fumadores de cigarrillos morirá prematuramente debido al consumo de cigarrillos a menos que sean capaces de dejar de fumar.

Las principales enfermedades causadas por el consumo de tabaco son:

Enfermedades cardiovasculares : como la enfermedad coronaria, la enfermedad cerebrovascular o un aneurisma aórtico.

Cáncer: sobre todo el de pulmón, de laringe y el cáncer oral.

Enfermedades respiratorias: especialmente la afección pulmonar obstructiva crónica.

 

Fumar conduce a múltiples problemas de la salud bucodental

tbaco2

  • Mal aliento.
  • Decoloración de los dientes.
  • Aumento de la acumulación de placa y el sarro en los dientes.
  • El aumento de la pérdida de hueso en la mandíbula y el riesgo a desarrollar enfermedad de las encías.
  • Retraso en proceso de curación después de la extracción de un diente, el tratamiento periodontal o cirugía oral.
  • Baja tasa de éxito de los procedimientos de implantes dentales.
  • etc.

Según un estudio longitudinal publicado en The Journal of the American Dental Association (JADA), los fumadores de cigarros tienen un riesgo entre un 20 y un 50% mayor de perder dientes en comparación con los no fumadores.

Para los fumadores de pipa, este incremento en el riesgo de perder dientes es de entre un 40 y un 90% y para los fumadores de cigarrillos es de 50-70%.

La enfermedad de las encías (enfermedad periodontal) es una infección de las encías y puede afectar la estructura del hueso que soporta los dientes.

En casos severos, puede hacer que los dientes se caigan: Si los gérmenes (bacterias) que infectan las encías se acumulan, las capas de la placa y el sarro se desarrollan.

Esto conduce a la inflamación y el sangrado de las encías (que se conoce con el nombre de gingivitis).

Cuando la enfermedad de las encías empeora, las encías pueden separarse de los dientes y formar espacios que se infectan (esto recibe el nombre de periodontitis).

El hueso y los tejidos que sostienen los dientes en su lugar se pueden romper, y los dientes pueden caerse. Fumar debilita el sistema inmune.

Esto hace que sea más difícil combatir una infección de las encías.

Además, una vez que las encías estén dañadas, el tabaquismo también hace más difícil que las encías sanen.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario