Los jóvenes y adultos son los que más recurren a la ortodoncia lingual

La ortodoncia lingual es el único tratamiento de ortodoncia a la que se puede considerar como invisible, ya que el aparato, constituido por aros y brackets metálicos no puede verse desde el exterior, puesto que está colocado en la cara posterior de la arcada dental, es decir, en la más próxima a la lengua, de ahí su denominación.

De esta forma, la superficie exterior de los dientes queda totalmente a la vista, ofreciendo una imagen de normalidad.

Este tipo de ortodoncia es una buena alternativa para aquellos jóvenes y adultos que son reacios a someterse a una ortodoncia por cuestiones meramente estéticas, al considerar que los aparatos tradicionales, los que se colocan en la parte frontal de los dientes y son visibles a cualquier persona, les afea la apariencia, y les puede afectar en su actividad profesional y en sus relaciones sociales.

Hay que decir, por otro lado, que además de las cuestiones estéticas, hay otras ventajas de la ortodoncia sin brackets sobre la tradicional, y estas son:

  • La higiene dental será mucho más sencilla.
  • Aumenta la secreción de saliva, lo que conlleva una acción de limpieza añadida, al tiempo que aumenta su actividad antibacteriana, obstaculizando la acumulación de placa bacteriana.
  • La duración del tratamiento es ligeramente inferior.
  • Resuelve los mismos problemas de alineación dental y alteraciones oclusivas.
  • No daña el esmalte de la cara visible de los dientes, ya sea por descalcificación por la presión de los brackets o la aparición de manchas.

Lo más usual es que tanto los brackets como los aros se fabriquen a medida para cada persona, aunque también se pueden utilizar aparatos cuyos componentes tienen una medida estándar.

Esto es más cómodo para el que los lleva.

Para ello, con la ayuda de sistemas informáticos y modelos en 3D, podemos establecer un plan de tratamiento y la posición en que deben quedar todos los dientes al finalizar el mismo para que la dentadura tenga una óptima funcionalidad y una mordida perfecta.

Cuando se quita la ortodoncia lingual, se abre un período en el que debe asegurarse que los dientes no se desplacen más y mantengan su función oclusiva y alineación.

Para ello, se recurren a férulas, entre otros dispositivos, aunque siempre deberá mantenerse una dinámica de revisiones periódicas en nuestra clínica dental de Málaga.

Preguntas frecuentes sobre la ortodoncia lingual

Para todos aquellos que vayan a comenzar un tratamiento de ortodoncia lingual y tengan ciertas dudas, esperamos que al dar respuestas a las preguntas más frecuentes podamos resolverlas. No obstante, no dude en acudir a nuestras clínicas dentales repartidas por Málaga para obtener más información.

¿Quiénes pueden someterse a un tratamiento de ortodoncia lingual?

Todas las personas que deseen corregir la estética y la función dental por medio de ortodoncia pueden recurrir a la ortodoncia lingual. La decisión final sobre que técnica utilizar se toma en conjunto con el ortodoncista.

¿Cuánto tiempo duran los tratamientos con esta técnica de ortodoncia?

Los tratamientos de ortodoncia lingual llevan aproximadamente dos años. No obstante, siempre puede variar en función de la complejidad de cada caso clínico.

¿Cuáles son las desventajas de los brackets linguales?

El acostumbramiento a los brackets por su roce con la lengua puede llevar algunos días más, en algunos pacientes. Otra desventaja es que los costes son mayores, pero Prodentis siempre ha ofrecido a sus pacientes excelentes condiciones de financiación.

[Total:0    Promedio:0/5]