La boca, la puerta de nuestra salud

La diabetes mellitus es una enfermedad sistémica causada por un desequilibrio en los niveles de glucemia (glucosa en sangre). Está demostrado que existe una asociación significativa entre la diabetes mellitus tipo 2 y la enfermedad periodontal.

Por ello, se ha propuesto ahora en España un protocolo que consiste en capacitar a los dentistas para el diagnóstico de esta enfermedad.

De ser aplicado, este protocolo ampliaría el campo de atención de los odontólogos, convirtiéndolos en profesionales y colaboradores activos no solamente de la salud bucodental de sus pacientes, sino también de enfermedades sistémicas como la diabetes.

Ha sido el grupo de trabajo «Diabetes y Enfermedad Periodontal», integrado por especialistas de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) y de la Sociedad Española de Diabetes (SED) el que ha diseñado dicho protocolo, cuya intención es permitir que el odontólogo pueda diagnosticar la diabetes para su detección precoz en los pacientes que la padecen.

La importancia que esto puede tener en nuestro país se hace evidente si recordamos que la prevalencia de diabetes tipo 2 en España es del 13,8 % (según un reciente estudio de CIBERDEM). Además, de estas personas, un 43,5 % desconocen que son diabéticos.

En otras palabras, en España más de 5,3 millones de personas padecen diabetes mellitus tipo 2 y de ellas 2,3 millones están sin diagnosticar. Dadas estas altas cifras de prevalencia, la diabetes tipo 2 es considerada como una epidemia global, sobre todo en el mundo desarrollado.

Las evidencias científicas y clínicas que muestran la estrecha relación entre la diabetes y las enfermedades periodontales son cada vez más abundantes. Se ha demostrado que la diabetes es un factor de riesgo para la periodontitis, una enfermedad inflamatoria crónica común caracterizada por la destrucción de las estructuras de soporte de los dientes (el ligamento periodontal y el hueso alveolar).

En concreto, la susceptibilidad a la periodontitis se incrementa en aproximadamente 3 veces en las personas con diabetes. Hay una clara relación entre el grado de hiperglucemia y la gravedad de la periodontitis.

Los mecanismos que subyacen a los vínculos entre estas dos condiciones no se conocen, pero implican aspectos del funcionamiento inmune, la actividad de los neutrófilos, y la biología de citoquinas.

Además, existe una relación de doble vía entre la diabetes y la periodontitis, puesto que la diabetes aumenta el riesgo de periodontitis, y a su vez, la inflamación periodontal afecta negativamente el control glucémico.

DIABETESIILas complicaciones a largo plazo de un alto nivel de azúcar en la sangre (característico de la diabetes mellitus tipo 2) pueden incluir: enfermedades del corazón, derrames cerebrales, retinopatía diabética, insuficiencia renal (que puede requerir diálisis), etc.

Además, estos efectos son más perjudiciales en personas que padecen enfermedad periodontal: por ejemplo, el riesgo de mortalidad cardiorrenal (cardiopatía isquémica y nefropatía diabética combinada) es 3 veces mayor en las personas diabéticas con periodontitis severa que en las personas diabéticas sin periodontitis severa.

Por otra parte, las incidencias de enfermedad renal terminal se incrementan el triple en los individuos diabéticos que también tienen periodontitis severa en comparación con los individuos diabéticos sin periodontitis severa. Incluso, se ha demostrado que el tratamiento periodontal conduce a mejorar el control glucémico en pacientes con diabetes.

Dada las importantes complicaciones de la diabetes (especialmente las cardiovasculares), que provocan una alta morbilidad y mortalidad, es de vital importancia diagnosticar esta enfermedad en las fases iniciales de la misma.

A día de hoy, hay muchas personas con diabetes que no han sido diagnosticadas, y esto induce mayores riesgos para los pacientes y costes más elevados para el sistema sanitario.

Para optimizar la capacidad diagnóstica, en el protocolo se ha propuesto que las personas que combinen un mayor riesgo de tener diabetes (según el test denominado FindRisc) y una peor salud periodontal (evaluado en el Examen Periodontal Básico) serán candidatas a hacerse una revisión específica para determinar si tienen diabetes.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario