Preguntas frecuentes

Información al paciente

1.¿Cada cuánto tiempo debo visitar al dentista?

Las necesidades de cada persona son diferentes, así que pregunta a tu dentista cuándo necesitas hacer revisiones con ellos teniendo en cuenta el estado de los dientes, encías y boca. En general y como mínimo es recomendable la visita al dentista al menos una vez al año, aunque no haya molestias.

Las garantías que se pueden dar de los tratamientos dentales no pueden ser “de por vida” ni por un plazo superior a lo razonable (normativa de publicidad del Consejo de Dentistas de España). Cuando en alguna publicidad vea que le dan una garantía de por vida o por muchos años, piense si esa clínica estará abierta cuando necesite hacer uso de ella, o si quizás ya no trabaje allí el profesional que le hizo ese tratamiento dental. Así que mucho ojo con este tipo de publicidad que quizás pueda inducirle a engaño.

Es un tratamiento que consiste en limpiar las caries de un diente y después rellenar el hueco devolviendo la forma original del diente. Los pasos de un empaste son:
- Anestesia (no siempre es necesaria).
- Limpiar de caries el diente o muela.
- Poner el empaste que puede ser negro (amalgama) o blanco (composite).
- Pulido del empaste. (Este paso es fundamental y se debe hacer siempre, ¡va incluido en el precio!).

Consiste en quitar el sarro y las manchas que están en el diente y en la encía. Una limpieza suele durar 30 minutos. Para quitar el sarro se suele usar un aparato de ultrasonidos y para quitar las manchas un cepillo rotatorio con una pasta especial para pulido. La limpieza no la puede hacer cualquier persona, solo la pueden hacer higienistas dentales (con titulación) y dentistas. Una limpieza a la ligera o mal hecha puede perjudicar gravemente su salud bucal y general.

Es un tratamiento por el cual durante varias visitas y previo análisis oclusal en unos moldes de su boca, puestos en un articulador (aparato que sirve para simular los movimientos de su boca) se procede a ir tallando algunas cúspides que chocan de forma patológica, y que produce un problema en su boca y articulación de la mandíbula. Este tratamiento no es desgastar algún diente de forma casi aleatoria, sino que hay que hacer un profundo estudio del caso para poder realizarlo.

Es un tratamiento por el cual se coloca una cofia alrededor de un diente o una muela para protegerla y evitar que se fracture. Pueden ser de distintos materiales y calidades. Para hacer una funda hay que limar el diente, tomar una medida de la boca y hacer un molde de la boca. Cuando la funda está terminada se la tienen que pegar en el diente. Todos estos pasos van incluidos en el precio de la funda. Los modelos de su boca y pegarle la funda va incluido en el precio, no se los pueden cobrar aparte, ni decirles que son gratis.

1.¿Qué es una ortodoncia?

Consiste en corregir la posición de los dientes mediante un aparato compuesto por unos elementos que se adhieren a la superficie de los dientes. Estos aparatos o brackets pueden ser de quitar y poner o fijo. Antes de colocar la ortodoncia siempre hay que hacer un estudio previo el cual va incluido en el precio.

Consiste en colocar uno o varios “tornillos” de titanio dentro del hueso para después poner una prótesis encima (fundas, dentaduras, etc). Antes de todo ésto, hay que hacer una planificación del tratamiento. Todos los implantes hay que ponerlos con una cirugía previa, que puede ser mayor o menor. Colocar un implante sin cirugía es imposible. Además, el implantólogo que pone los implantes debe llevar un seguimiento de esos implantes puestos (el trabajo no es poner implantes en la boca y ya está).

Es lo que normalmente se dice quitar el nervio. Consiste en una vez que se ha puesto la anestesia hacer un agujero al diente para llegar al nervio y poder quitarlo. Después se sellan los conductos donde estaba el nervio y posteriormente se reconstruye la muela o el diente colocando pernos o postes. Para hacer este tratamiento hay que hacer una o varias radiografías, las cuales van incluidas en el precio, no se las pueden cobrar aparte, ni decirle que son gratis. Se recomienda una vez finalizado el tratamiento colocar una funda o corona sobre el diente endodonciado.

Son lo que la gente le llama los puntos. A veces, cuando se saca una muela o cuando se hace alguna cirugía en la boca, hay que poner puntos, o sea, hay que “coser” la encía para cerrar la herida. Poner los puntos va incluido en el precio del tratamiento (sea por la extracción quirúrgica de una muela del juicio, por implantes, etc) al igual que quitárselos pasados algunos días (no pueden decirle que si se los quitan gratis porque va incluido en el precio del tratamiento).

La ortodoncia lingual consiste en unos brackets que se adhieren en la cara interna de los dientes por lo que no son visibles. No resultan molestos en el movimiento dentario, tampoco interfieren a la hora de hablar. Se fabrican a medida de cada paciente.

La ortodoncia invisible es la alternativa a los brackets, consiste en unos alineadores transparentes o férulas que se colocan en los arcos dentales.

Tiene la ventaja de que apenas son perceptibles, nadie se dará cuenta de que llevas aparatos. Se realizan con un material flexible y están hechos a medida de la fisonomía bucal del paciente.

Se pueden quitar y poner sin problemas por lo que podemos comer y beber sin ellos y mantener una correcta higiene bucal.

En ocasiones, la profundidad a la que se encuentra la placa dental y/o el sarro hace que no sea posible eliminarlo ni con una limpieza ni con técnicas más avanzadas denominadas “curetajes”.

En estos casos hay que recurrir a diferentes técnicas quirúrgicas que permiten eliminar tanto estos acumulo de gérmenes patógenos como reconstruir los defectos en el hueso alrededor de la raíz de los dientes.

La cirugía de encías también permite corregir defectos estéticos de los tejidos blandos de la boca.

Se refiere al tipo de ortodoncia que utiliza brackets cerámicos. Son aparatos de color similar al color del diente, o bien, transparentes. Se colocan en la cara visible del diente.

Si bien los cambios se pueden ya observar en los primeros meses, el tratamiento completa dura aproximadamente dos años, según el caso.

El tratamiento es idéntico. Las funciones que cumplen son iguales. La elección del tipo de tratamiento va a depender del deseo de llevar adelante un tratamiento de ortodoncia “menos visible” desde el exterior. El costo varía. Los brackets estéticos tienen un costo mayor.

* Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.

Aceptar cookie

Más información